hacer una balanza

¿Cómo hacer una balanza?

Es muy sencillo hacer una balanza incluso con materiales caseros. Es un herramienta muy antigua cuya finalidad era la de comparar los pesos de dos objetos. Para ese entonces no se medía el peso de los objetos con ella.

Su origen se remonta hacia el año 3.500 antes de Cristo. La comercialización en ese entonces era la actividad más relevante en los pueblos. Sobre todo notable en el mercado egipcio.

Con el inmenso tráfico de utensilios y recursos surgió la necesidad de idear un instrumento que permitiera comparar las mercancías. Comenzaron con hacer una balanza y desde entonces se maneja hasta la actualidad.

¿Puedo elaborar una balanza? La verdad es que no lo es, sigue leyendo y descubrirás un modo muy práctico de hacerlo. Para este caso el instrumento figura la utilización de botellas de refresco, alambre y algunas herramientas.

Balanza de cruz

Generalmente las personas elaboran la balanza de cruz. Es muy práctica de hacer aunque tiene algunos puntos que suelen ser dificultosos. Como el de conseguir el peso en el tubo vertical para que no se desvíe con el peso que se añada.

Reconocida por ser la balanza clásica. Además de ser utilizada para comparar los pesos de los objetos, desde su origen es el símbolo que refleja la justicia. Fue elegido porque se utilizaba para darle a cada quien lo que correspondía.

También es exacta a la del signo zodiacal libra. Consiste en una vara cuyo apoyo está posicionado exactamente en el centro (horizontalmente). Quedando ambos brazos restantes con la misma medida (equilibrado).

En cada uno de los extremos se encuentra un gancho del cuál colgará un platillo. De igual manera ambos platillos deben tener el mismo peso para que los brazos queden equilibrados.

Son básicamente los únicos requisitos para hacer una balanza de cruz. El objeto que se quiere pesar se coloca en uno de los platillos que cuelgan de la vara horizontal.

En el otro platillo se disponen objetos con peso disminuido, pero en mayor cantidad. Se instalan poco a poco hasta conseguir un peso equivalente al del objeto en el primer platillo.

Romana

Tal cual como el nombre lo refleja, la balanza romana se usa desde los tiempos de la Roma Antigua.

Este tipo de balanza también sirve para pesar objetos. Sus componentes abarcan una vara o palanca, un gancho y un pilón. El brazo o vara de la balanza tiene que estar igualmente equilibrado.

La diferencia es que para hacer una balanza romana se deja más corto un lado de la vara. Es decir, a pocos centímetros del centro donde se apoya la vara, estará el extremo del brazo corto.

Mientras que el otro brazo de la vara es mucho más largo. ¿Cómo equilibrarlo entonces? Para eso está el pilón, quien se desplazará por el brazo largo hasta compensar el peso y dejar equilibrada la balanza.

Debido a la aparición de las balanzas más precisas, aquellas mecánicas que son más rápidas. Las balanzas de cruz y romana han sido empleadas en lugares más campestres y menos desarrollados.

Balanza Roberval

hacer una balanza

Este tipo de balanza es llamada así en honor al físico y matemático francés Gilles Persone. Como consecuencia de que nació en natural de Roberval en el año 1602, se le impuso ese nombre a la balanza.

Se trata de una balanza de platos con una vara que figura dos brazos iguales (para el equilibrio). La innovación de ella es que los platos esta vez se encuentran por encima de los brazos y no penden de ellos.

Generalmente de la plataforma de la balanza parte una vara verticalmente quien en su extremo superior tiene un marcador. De igual modo una vara más delgada parte del centro de apoyo del astil horizontal sobre el que están los platos.

La última mencionada marca la diferencia de peso inclinándose junto al objeto de mayor masa. Así cuando la vara vertical en el centro de apoyo se alinee con la vara de la plataforma, estará equilibrado.

Por ello su fue muy utilizada ya que era mucho más cómoda y precisa al momento de comparar pesos.

Para pesar con esta balanza se coloca el objeto en una de los platillos dispuestos a los extremos. En el otro platillo se colocarán pequeñas pesas calibradas hasta nivelar la vara. Es decir, tantas pesas necesites para igualar el peso del objeto.

Este tipo de balanza tiene un diseño que permite colocar los objetos en cualquier parte del radio de los platillos.  Es decir los objetos no tiene que estar necesariamente céntricos en los platillos.

Para hacer una balanza Roberval se necesitarán materiales más profesionales. Al igual que su elaboración tendrá que ser muy meticulosa para lograr un resultado que se desempeñe correctamente.

¿Cómo hacer una balanza de cruz?

Los materiales que se utilizarán son dos botellas de refresco, alambre y utensilios como cinta adhesiva. También se necesitará un abridor de huecos, unas pinzas o quizás un clavo caliente para perforar el plástico más fácil.

Para hacer una balanza de cruz se separarán ambos extremos de la botella. Tanto donde inicia la reducción del radio hacia el pico, como la base. Se enrolla el cuerpo restante de la botella y se fija con cinta adhesiva para que no se abra.

El pico anteriormente removido se dispone en la mesa y se mete dentro del pico el plástico enrollado. En el extremo superior se deben recortar dos cuadrados pequeños y opuestos para fijar el astil.

En los cuadrados restantes aun adheridos al plástico enrollado, se perforan huecos. Se pasan los alambres por él y se coloca otro plástico enrollado.

Este segundo se obtiene al picar otra botella de igual manera. Luego fijas completamente el plástico con el alambre que pasaste por los cuadrados.

Utilizarás ambas bases como los platillos. En cada extremo del astil perfora o haz un hueco por el que pase alambre o hilo para que guinden. Debajo del pico (baso de la balanza) puedes colocar piedras o peso. Luego se tapa a la medida con cartón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *