Balanza de comprobación

Balanza de comprobación

La balanza de comprobación es un registro de bonos, pagos solventes e insolventes, morosidades y clientes. A estos últimos se les puede dar créditos por su solvencia para con la empresa.

Se lleva un resumen de todas las cuentas, esto para verificar igualdad al rango más alto, separado y sumado en columnas.

Es una herramienta que sirve para la contabilidad. Fue diseñada para darle mayor rapidez a la hora de detectar desaciertos en determinado espacio del tiempo.

Esto, con el fin de perfeccionar cada detalle encontrado. Para lograrlo se debe crear una relación en cuadro de todos los fondos, para destinarlos a los estados de cuenta financieros.

Definición de balanza de comprobación

La balanza de comprobación es una estadística que proviene del más alto apunte o anexo de saldos acumulados. se toman en cuenta, tanto deudores como acreedores.

En un proceso contable, se debe tener en cuenta que la elaboración del documento de balance de comprobación, va antes de realizar la regularización.

Una vez asentadas todas las operaciones en el libro de contabilidad, se debe operar con el documento. Esto se lleva a cabo, mediante un balance de sumas y saldos. Además, nos facilita detectar errores y para ello se debe realizar este balance.

Una vez registrado este nos posibilita y da facilidad para descubrir faltas de números o de movilización de los asientos del diario de los libros de contabilidad de una empresa.

Este no descubre errores con mala interpretación de cada obra contable o de cada una de las cuentas conforme sea su condición. Como se indicó el “debe” sume lo mismo que el “haber” y también detecta que las cantidades que estén correctamente transcriptas al libro mayor.

¿Cómo se desarrolla?

Mediante la suma de los pagos en liquides y pagos en plazo con límite de tiempo en partes aisladas pero ambas de la misma igualdad. Asimismo se puede corroborar que la entrada de pagos que están en el libro diario de la cuenta receptora de pagos esté en orden, de ambas sumas tanto de débitos como créditos.

Elaboración del cuadro para el balance de comprobación

También se puede elaborar de tres columnas en una están todas las cuentas que estuvieran abiertas durante el ejercicio tales como pasivos, activos  netos, gastos e ingresos.

En otra columna las sumas de todas las cuentas que se dieron apertura durante el ejercicio

En otras columnas aparecen los saldos de los acreedores y deudores de todas aquellas cuentas abiertas.

La balanza de comprobación en sumatoria de deuda y remanentes por pagos:

Es una herramienta que se utiliza para verificar el total de las cuentas por pagar y cuentas por cobrar de las cuentas y referencias empleadas, en un determinado periodo de tiempo y suele tener el total de bonos acumulados de tiempos anteriores.

Para elaborar esta balanza se necesita totalizar las cuentas que se realizaron por medio de un periodo en determinado momento del tiempo, suponiendo que la sumatoria de saldos positivos y saldos en deuda o morosos de todas las cuentas bancarias que se emplean en la empresa o local comercial.

Al utilizar este método o herramienta que brinda la balanza de comprobación se puede buscar a un cliente en específico para saber su morosidad por medio de un balance de comprobación. Es decir, Facilita la fluidez de la búsqueda con el objetivo de efectuar un análisis de un grupo particular de activos o fondos.

La balanza de comprobación es una nómina, listado o una relación que se lleva en las cuentas con una enumeración secuencial de capital activo,  capital pasivos para luego el capital que se puede contabilizar relacionadas y referenciadas por una cuenta master o de alta liquides.

Descargue del cierre de cuenta:

Es el proceso mediante el cual se realiza el cierre del ejercicio fiscal o cierre de contabilidad consistiendo en descargar todas las cuentas con saldo acreedor y acreditar a todas aquellas que tengan saldo deudor.

Al conseguir que todos los balances de cuentas estén vaciados o descargados con toda la información de pagos y bonos se realiza un cuadro de cuentas que en descenso se cancelan con el libro mayor de todas las cuentas.

Con todo ello se consigue la cuantificación de patrimonio neto.

Mientras exista una actualización de todos los datos y se lleve un orden en la lista de saldos diarios, se pudiese llevar la balanza para que al final de entrega al contador se pueda observar que sean iguales de lo contrario ocurre un desacierto en el registro referencial.

Las computadoras pueden llevar una secuencia con un nivel más avanzado de almacenamiento, de igual forma el humano puede ocurrir al error de colocar un dato que al sumar dará otro resultado erróneo.

Al detectar un error porque la sumatoria no es igual a la de saldo anterior si se calcula la diferencia entre los totales que la balanza de comprobación es decir se busca a continuación:

  • Si existe falta de una cuenta o referencia de pago o abono.
  • Se calcula dividendo ambas diferencias que existan entre la totalidad de adeudo y la totalidad pagos y se duplica el monto fallo.
  • Divide entre nueve el total que da diferente el error puedes ser de pase a uno mayor.

Propiedades de la balanza de comprobación

Con un cálculo de verificación donde se incorporen o se vinculen todas las cuentas se debe efectuar la subsecuente correlación:

  • Primera etapa: Totalidad de montos en sumas deudoras = Totalidad de montos en sumas de acreedores.

 

  • Segunda etapa: Totalidad de montos pagos de deudores = Totalidad de montos positivos de acreedores.

 

  • En el almacenado: Totalidad de montos en sumas deudoras = Totalidad de montos en sumas de acreedores.

Igualmente todas las sumatorias, tanto los que deben como los que estén al día, deben ser iguales con las sumatorias en las entradas y salidas. Siempre que se realiza un documento para detectar errores de transcripción o errores aritméticos.

La balanza de comprobación es fundamental para la elaboración y entrega de libros contables. Según lo especifica cada región, se debe asentar toda la información de las cuentas.

Aparecen todas las cuentas que se aperturaron en las etapas anteriores. Se debe realizar en este caso práctico, un ejemplo. Esto se logra recopilando (del libro mayor) todas aquellas cuentas con información a suministrar.

En términos prácticos, realizamos la balanza de comprobación con tres columnas. en estas se colocan las cuentas, sumatorias y saldos. Recogiendo así, la información del libro mayor de cada una de las cuentas.

Por ejemplo, tomamos las cuenta de activos y recogemos el libro mayor antes de la regularización. Luego, observamos que la sumas deudoras de activos de los bancos.

En este punto, debe coincidir, cuando trasladamos al balance de sumatorias dentro de la columna del moroso. Lo mismo se hace con la suma acreedoras de bancos posicionado en la columna sumatoria (solvente).

Para pasivos, dentro de la columna sumatoria, trasladamos la importación como solvente de capital pasivo y neto. Para que este correcto el procedimiento, el resultado debe ser igual a saldos en la columna del acreedor.

Utilidad de la balanza de comprobación

Verificar, comprobar y cerciorarse que los libros de contabilidad del diario fueron los que se debían y correspondían realizarse en su momento con fecha y cuadre en concordancia y que coincidan ambos.

Verificar, comprobar y cerciorarse que los saldos deudores son iguales con el total de saldos de los acreedores.

Enmendar, reformar, arreglar  los errores de movilización o sumatorias (solo si no coinciden entre ellos mismos).

El balance de comprobación debe ser el que dé comienzo a realizar el balance general de las cuentas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *