balanza digital

Balanza digital

Una balanza digital es un implemento utilizado para la medición de masas que poseen determinados objetos. Comúnmente, son de escaso tamaño, pues son utilizadas para realizar pesajes a cuerpos que no cuentan con tanta masa.

Sin embargo, algunas de estas balanzas son fabricadas mucho más grandes que las normales. Esto se debe a que en ciertos sectores comerciales se les facilita el trabajo usando una balanza digital. Dejando a un lado a las balanzas manuales o analógicas.

Su composición física es bastante sencilla. Está formada por una base circulas en su parte superior, llamada plato; un sensor que se encargará de enviar la información sobre la fuerza ejercida por el cuerpo a pesar; y una base de apoyo en la parte inferior.

En cuanto a las peculiaridades y diferencias de este tipo de balanzas, con las que son de mecanismo analógico, no son muchas. Simplemente, que como su nombre lo indica, son un instrumento algo más moderno. La cantidad de masa se verá reflejada automáticamente en el panel.

La balanza digital es comúnmente utilizada en campos laborales como la ciencia, laboratorios químicos y de alimentación. Pero en el sector donde este instrumento se convierte en imprescindible, es en el área científica.

En esta área se debe tener un margen de error casi nulo, en cuanto a la medición de masas con las que cuentan las sustancias o cuerpos con los que se quiere trabajar. Lo que logra convertir a este aparato en un elemento clave en las operaciones químicas.

Suelen ser instrumentos con una exactitud increíble. Pero esto va a depender directamente de una buena calibración y un perfecto mantenimiento.

Periódicamente, a la balanza digital se le debe realizar un chequeo y un mantenimiento de rutina. Ya que la mano humana no interviene en el resultado final que arrojará.

¿Cómo funciona una balanza digital?

El funcionamiento general de una balanza de este tipo es muy sencillo. Simplemente se coloca el objeto, cuerpo o sustancia que se desea conocer la masa y el panel digital se encarga de mostrarnos la cantidad.

Pero, adentrándose un poco más en el tema del funcionamiento. Ahora, vamos a hablar de cómo es el funcionamiento interno de una balanza digital. Así como también, de qué forma logra transformar esa fuerza ejercida por el objeto, en números.

A diferencia de las balanzas mecánicas, este tipo de balanza funciona a través de sensores y señales electrónicas. Este sensor anteriormente mencionado, se encuentra ubicado en la parte interna del aparato, justo debajo del plato.

La función del sensor es recoger la información (cantidad de fuerza que ejerce el objeto sobre el plato). Para luego, decodificarla y redirigirla, en forma de impulsos eléctricos, hacia el procesador principal.

A partir de aquí, la computadora de la balanza digital convierte esos impulsos en dígitos. Los cuales son, también mediante conexiones eléctricas, hacia el panel LCD. Este último cumple la función de mostrar al usuario el valor del peso que deseaba conocer.

Quizá, parezca un proceso bastante amplio y extenso. Pero esa afirmación está muy alejada de la realidad. La verdad es que todo este proceso de envío, recepción y codificación de impulsos, se realiza en milésimas de segundos.

El tiempo de respuesta de este tipo de balanzas es tan rápido y preciso, que ni siquiera te dará oportunidad de parpadear luego de colocar el objeto a pesar, en el plato.

 

Sistemas que se emplean en la balanza digital.

Célula de carga

También conocido como celda de carga. Este sistema basa su funcionamiento en la transformación flexible que va a sufrir el material metálico que se encargará de ser el soporte del peso. En este caso se habla del plato.

Este sistema es el másempleado en las balanzas electrónicas. Es, básicamente, una explicación más profunda de lo que se menciona más arriba en este mismo post.

Fotocelda

En cuanto a la fotocelda o electroimán (como también se le conoce), es un sistema que trabaja con impulsos electromagnéticos. Estos impulsos se producen gracias a que la fotocelda recopila información sobre la posición del plato.

Además, cuenta con un electroimán, el cual se va a encargar de brindar el equilibrio de la fuerza gravitacional que ejerce el objeto que posa sobre el plato de la balanza.

Este sistema no se ve tan frecuentemente en las balanzas electrónicas más comercializadas. Esta más reservado para los tipos de balanzas que requieren de más precisión en su pesaje. Este es el caso de las balanzas digitales de precisión.

Contratiempos que se pueden tener con una balanza digital

Muy bien se sabe que la tecnología y los dispositivos digitales llegaron para hacer la vida del ser humano mucho más fácil. Sin embargo, la falta del factor humano en algunos procedimientos, puede ser peligroso y está expuesto a fallos.

Puede parecer una contradicción decir que la balanza digital es más precisa que una balanza antigua y luego referirnos a la primera como un instrumento que puede causar contratiempos. Pero no, no queremos referirnos a eso.

Lo que se quiere dar a entender, es que los equipos electrónicos tienden a fallar y a tener una vida útil. Además, que los cuidados que requieren son más frecuentes y deben realizarse con más esmero.

Con las balanzas antiguas (como la balanza granataria o la báscula común), la mano humana está presente. Pero también tiende a fallar, en algunos casos, a la hora de realizar el pesaje de un objeto.

Con respecto a la balanza digital, la mano humana solo se hace presente para colocar el cuerpo al que se desea pesar. Por lo que el usuario debe confiar totalmente en los datos que arroje la inteligencia artificial del instrumento.

Sin embargo, esta última, sabiendo que puede cometer errores, estos pueden ser evitados. La mejor forma para que estos contratiempos no existan, cuando se utilice una balanza electrónica, es realizando los procedimientos de mantenimiento adecuados, frecuentemente.

También, es importante mantener este instrumento siempre calibrado, para evitar errores que puedan traer problemas. Estos errores podrían ser garrafales, si lo que se está midiendo es una sustancia química, la cual requiere una cantidad de masa exacta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *