¿cómo hacer una balanza casera?

El origen de la balanza se remonta hacia el Antiguo Egipto, época de muy poca tecnología pero sistemas muy complejos. La balanza casera era un instrumento muy común utilizado por pequeños locales y en los mercados.

La verdad es que la balanza de cruz que era el tipo de balanza que se elaboraba en aquel entonces, no mercaba el peso. De hecho, el instrumento tenía la finalidad de comparar el peso de dos objetos para así hacer intercambios más justos.

En la actualidad existen balanzas electrónicas realmente precisas que marcan el peso de hasta 0,001g. En realidad la balanza de cruz o clásica es más reconocida por ser el símbolo de la justicia y estar en una de las manos de la dama de la justicia.

Es muy sencillo hacer una balanza casera, con cualquier tipo de materiales se puede elaborar. Tienen que ser medianamente rígidos pero al mismo tiempo livianos. Aunque lo último puede variar de su finalidad.

Si es por decoración o simplemente una actividad evaluada para el colegio, aquí aprenderás como hacer una. Se sugiere utilizar materiales reciclados para hacer una balanza casera.

Los materiales para hacer una balanza casera

  • Para la balanza que aprenderás a hacer se utilizará el pico o parte superior de una botella (donde se enrosca la tapa). El tamaño del resto de los materiales está directamente ligado al tamaño de la botella de la cual se extrajo el pico.
  • Tres vara con un diámetro de 3 centímetros aproximadamente. La idea es utilizar dos de éstas en la base para que estén dispuesta verticalmente. La otra será la horizontal que hará el soporte para los platillos.
  • Herramientas para facilitar el trabajo como una tijera, regla para medir, un cuchillo de punta fina y un retazo cuadrado de cartón de 15cm y pábilo.
  • Es recomendable utilizar alambre para fijar bien la vara horizontal en su apoyo (con la vertical). En su defecto se puede utilizar cinta adhesiva pero no inmovilizará tanto la vara como el alambre.
  • Materiales para la decoración final como pintura, cintas, perlas, todo dependiendo de la temática.

Elaboración de la estructura para hacer una balanza casera

Base

Para la base de la balanza casera utilizaremos el pico que se extrajo de la botella. Sus bordes inferiores deben estar parejos para que no se balancee. Para eso, se puede emplear una plancha caliente para emparejar el plástico.

Dentro del pico de la botella se debe rellenar con piedras pesadas, algún material pastoso compacto o monedas. La idea es que funcione de peso para garantizar la estabilidad de la balanza al omento de colocar un objeto en uno de los platillos.

Para que el contenido no se salga del pico de la botella. Debe sellarse por debajo pegando un cartón (preferiblemente). También se pueden utilizar otros materiales, sin embargo el cartón tiende a ser más maniobrable y fácil de adherir.

Es importante no desechar la tapa del pico de la botella. Será utilizada luego para perforarle dos huecos uno al lado del otro. Así formando una especie de número ocho, para introducir dos varas verticales.

Vara vertical

Pueden ser delgados palillos de madera, básicamente cualquier cilindro largo y de poco diámetro. Es importante que el cilindro tenga diámetro tan pequeño como para que dos de éstos encajen en el pico de la botella.

Con un cuchillo posteriormente caliente en la punta, se perfora con cuidado la tapa de la botella. Aproximando el tamaño para que la vara pueda entrar justa pero con un poco de libertad.

Una vez puestas las dos varas en la tapa, se enrosca la misma en el pico de la botella. Se tiene que ajustar al menos 3 cm de la parte de las varas que está dentro de la botella en lo que se haya utilizado como peso para la base.

Vara horizontal

Esta vara horizontal, que es de quien penderán los platillos de medida, se coloca entre las varas verticales. La presión que existe entre ellas mantendrá la vara horizontal a una altura determinada (depende de la intensidad de la presión).

Para fijar la vara horizontal entre las varas verticales se tiene que ajustar con el alambre. Se enrolla por debajo de la vara horizontal las dos varas restantes para que sea mayor la presión de éstas.

Finalmente por encima se enrolla también el alambre para que la vara horizontal no vaya a desprenderse de la balanza casera.

Es importante poner centrada la vara horizontal. Esto quiere decir que el centro de la vara debe estar apoyada justamente entre la presión de las varas verticales.

Platillos de medida

En este paso se utilizará el pábilo a los extremos de la vara horizontal. Se puede hacer un típico nudo y para aumentar su resistencia se utiliza silicona por encima.

Para los platillos de medida se utilizarán porciones redondas tomadas del retazo de cartón. Se pueden definir los bordes con papel grueso pegándolo por los bordes con silicona.

El pábilo se dispondrá en los platillos por debajo de ellos, creando una especie de “x”. También pueden hacerse pequeños orificios en el cartón con un lápiz puntiagudo o un cuchillo, para mayor seguridad.

Recomendaciones para hacer una balanza casera

Hasta este punto tenemos una balanza de rango de medida bastante bajo y poco estético. Sin embargo, según los gustos de las personas y la finalidad con la que fue hecha la balanza casera se puede decorar.

Es preferible reforzar con silicona todos los puntos en los que se conectan los componentes de la balanza. Tanto en el cartón como en la botella. Excepto en el eje donde se inclinará la vara horizontal (para que funcione la balanza).

Decorar con pintura también proporcionará más resistencia. Es importante dejar que se seque bien una vez se haya pintado. También aumentará su resistencia rodear con cinta las varas verticales (aumentará aún más la presión).

Esto último también le dará más armonía visual ya que no se podrá ver la separación de las dos varas verticales. En el inicio y final de la cinta fíjalo cocn silicona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *