Balanza comercial de México

Balanza comercial de México

Con respecto con el comercio interno y externo de la balanza comercial de México. Es quien dispone aquellos registros y estadísticas que proporcionan toda la información del comercio internacional.

En ella se puede ver la evolución del comercio internacional tanto de mercancía como diversos bienes y servicios. Se asume que todas las acciones apoyan el desarrollo y evaluación de políticas públicas.

Balanza comercial

Es también conocida como balanza de mercancía por su contenido e información. Contiene todo el registro referente a la economía de un determinado país.

En ella está el movimiento de las importaciones y exportaciones correspondiente a cada mes. Al finalizar cada año se define un superávit o un déficit para el país y sus ingresos y pagos finales.

En resumidas palabras, es el registro de todos aquellos ingresos restándoles los pagos. Los pagos son de la comercialización de mercancías del país interna o externamente.

La balanza comercial en superávit o déficit

Al final de un tiempo determinado la balanza comercial determinará un número positivo o negativo. Estos son llamados superávit y déficit respectivamente.

Superávit

Cuando el registro señale este resultado positivo, significa que hay un superávit comercial. Más adelante conocerá en qué mes de 2019 la balanza comercial de México marcó fondo positivo.

El superávit es equivalente a un comercio favorable. Lo que a su vez significa que las ventas que realiza el país son mayores que las compras.

Es decir, los fondos obtenidos en exportaciones a países extranjeros sustentan y sobrepasa los gatos en importaciones.

Déficit

Cuando el registro marca un fondo negativo, se habla de un déficit comercial. Este es el caso contrario al mencionado. De igual modo, más adelante conocerá qué mes marcó déficit en la balanza comercial de México.

Esto significa que el comercio es desfavorable. Cuando es así, el país tiene que tomar préstamos lo que provoca que queden debiendo dinero a otro país extranjero.

Los fondos obtenidos en las exportaciones a países extranjeros no son suficientes. Estos fondos no alcanzan a cubrir los gastos en bienes, servicios y mercancías de las importancias por las necesidades del país.

Balanza comercial de México

Balanza comercial deficitaria

Una balanza deficitaria es aquella que registró un déficit, es decir, un fondo negativo. Al hacerlo está indicando que debe endeudarse con países extranjeros. Esto es en realidad necesario para cubrir las necesidades de los habitantes del país.

Cuando esto ocurre, es indispensable erradicar el déficit en lo más posible. La balanza comercial debe registrar al mes siguiente o lo más pronto por lo menos un superávit.

Mientras más tiempo tenga un país en déficit o fondo negativo, mayor será el endeudamiento con el pasar del tiempo.

La balanza comercial no marcará fondos positivos y si persiste así se reducirán no se podrá alcanzar la deuda. La deuda puede ser pública o privada, dependiendo del asunto político del país.

También es necesario salir del déficit para que el país pueda seguir comprando bienes y servicios suficientes. Mientras esté en fondos negativos será más complicado endeudarse con más mercancía porque será mayor la deuda.

Provocando un aumento drástico (dependiendo del déficit) en el tipo de cambio. Lo que ocasiona que el precio de las monedas extrajeras o divisas tengan un precio mayor.

En conclusión, que un país permanezca en déficit general de la balanza de comercio ocasionará mayor endeudamiento.

Para el caso de la balanza comercial de México, existe un balance constante en ella. Meses existen déficit en ciertos puntos  y superávit en otros. Al final ocurre un equilibrio que beneficia el país realmente.

Si en una cuenta hay registro de déficit, pero en otra hay superávit. De algún modo compensa la pérdida en la otra cuenta y existe un equilibrio económico. Más aun cuando el superávit es elevado.

El superávit de México en marzo

Para el mes de marzo de 2019 la balanza comercial de México registró un superávit o fondo positivo. Este constaba de 1.713 millones de dólares, lo que en general (por ser superávit) es buena noticia.

Sin embargo, el mes de marzo del año pasado el superávit del mismo fue superior al reciente. Incluso para el mes de marzo del presente año el fondo positivo fue inferior por 284 millones al del año pasado.

Esta información fue proporcionada por la Inegi (Instituto Nacional de Estadística y Geografía. Es un reporte que tiende a salir mensualmente referente a la balanza comercial de México.

El precio de las mercancías marcó un número de 38.961 millones de dólares a penas en Marzo. Según el Inegi el 6% de las ventas de las mercancías fue de petróleo, abarcando un total de 2.341 millones de dólares.

Las importaciones por su parte, implicaron un costo en mercancías de 37.531 millones de dólares. Por consecuencia se estableció una reducción interanual de 0,5%.

Hasta ahora las cuentas han sido favorables en la balanza comercial de México. A su vez, en el primer trimestre del año 2019 la balanza presentó un déficit de 2.158 millones de dólares.

Esto quiere decir que todo el fondo positivo menciona estaba acompañado de decaídas y fondos negativos. Este déficit abarcan las exportaciones reducidas a 1,2% en el año.

Déficit presente en Julio

Para el mes de julio la balanza comercial de México marcó un fondo negativo de 1.117 millones de dólares. Esto quiere decir que el país tuvo que importar mercancías más de lo que los fondos de sus exportaciones cubre.

Sin embargo, en el mismo mes del año pasado el déficit fue más notable. Registrando fotos negativos de 1.870 millones de dólares.

Los fondos en déficit para para la industria petrolera y su comercialización internacional se tomaron en cuenta. Esto ocurrió en la compra de mercancías.

El Inegi señaló que la compra de mercancías, bienes y servicios reflejados en la balanza comercial de México. Tuvo un aumento de 2% por cada mes transcurrido.

Por su parte, las exportaciones aumentaron en 7% por cada mes. Marcando un total de 2.240 millones por exportaciones petroleras. En el caso de las importaciones no petroleras fueron 38.301 millones de dólares.